Diferentes negros utilizados en imprenta ¿Cuál usar?

Diferentes negros utilizados en imprenta ¿Cuál usar?

Los diseñadores suelen utilizar una amplia paleta de colores en todos sus proyectos, incluso suelen tener "colores propios", una selección de dos o tres tonos que usan una y otra vez en sus trabajos, marcando autoría y estilo. Para quienes pasan horas diseñando o dibujando no hay un solo azul, por ejemplo, hay cobalto, turquesa…



Uno pensaría que no ocurre lo mismo con el negro: que el negro es solo uno y se convierte en gris cuando es más claro. Pero seguramente habrás oído más de una vez que en imprenta se utilizan distintos negros, y que existe un negro mucho más negro o súper negro, necesario en algunos trabajos de imprenta.

En estas líneas vamos a intentar responder a algunas dudas que nos podrían asaltar cuando estemos terminando nuestros proyectos para enviar a imprenta y hagamos uso del color negro en fondos o textos: ¿Cómo quedará la impresión final con este negro? ¿Hay diferentes variedades de negros? ¿Qué es el negro enriquecido y para qué sirve?


Las tintas utilizadas en imprenta: el modelo CMYK

La imprenta suele utilizar el modelo de color CMYK, también conocido como cuatricomía o impresión a cuatro tintas. Este sistema se basa en el empleo de cuatro colores, el cian (C), el magenta (M), el amarillo (Y de yellow) y el negro (K), que combinados en diferentes proporciones dan como resultado todos los colores del espectro visible.

Si quieres saber más sobre las tintas utilizadas en imprenta échale una ojeada a este post sobre las diferencias entre CMYK y RGB.

Estas son las cuatro tintas que se utilizan en impresión, y mezclándolas conseguimos el color que estamos buscando. En los programas de diseño, maquetación o edición fotográfica, este color se expresa en porcentajes de tinta. Por ejemplo, si ponemos la tinta C al 100% y el resto de las tintas al 0%, obtendremos un 100% de saturación de cian:



Qué es el negro enriquecido y cómo se obtiene

Hemos visto el modelo CMYK, y hemos sabido que al trabajar con este modelo podemos seleccionar porcentajes de cada tinta para obtener nuevos colores. Sin embargo, si indicamos el 100% de K no obtendremos un negro perfecto, pues en algunos sistemas de impresión, como offset, por ejemplo, este color se verá como un gris muy oscuro, es decir, un negro no totalmente opaco.

Para evitar que esto pase, cada impresor tiene sus truquillos, que dependerán de las máquinas que maneje, del tipo de papel o del acabado final que desee obtener. La mayor parte de los profesionales añaden a la tinta K distintas combinaciones de las tintas cian, magenta y amarillo (CMY) en diferentes proporciones, según el tono y la saturación de negro que quieran obtener. El resultado de estas combinaciones es lo que llamamos negro enriquecido o súper-negro.

En esto, como en casi todo, cada maestrillo tiene su librillo. Existen un sinfín de recomendaciones sobre qué porcentajes son los ideales para conseguir un negro enriquecido. Por ejemplo, hay quien señala que lo ideal es agregar al 100% de K un 30% de cian, por ejemplo, y dejar el YM en 0% (esto es: 30, 0, 0, 100), pero que el negro resultante es "frío". Para obtener, en cambio, un negro "cálido" se hace la misma operación, pero con el 30% de magenta (es decir: 0, 30, 0, 100):


Para un negro muy saturado podríamos crear una combinación de 30, 30, 0, 100, u optar por un 30, 30, 30, 100 para una saturación máxima. Pero con estas dos últimas combinaciones corremos el riesgo de ensuciar demasiado, provocar manchas o dificultades en el repintado, o empapar de tinta el tipo de papel que usemos y dificultar su secado, por ejemplo.


El negro "registro" o estándar

Por otro lado, tenemos el negro estándar, que es el negro "normal" o "registro" (también llamado negro puro, negro sólido o negro macizo), es decir, la tinta K al 100%, mientras el resto de las tintas se mantiene al 0%. Este color viene por defecto en todas las paletas, es decir, no es necesario que lo creemos a la hora de diseñar. No es un súper-negro, y se utiliza habitualmente sobre papel si no hay ninguna mancha o imagen de fondo.

Este negro es el más usado en textos sobre fondo blanco, porque así se consigue que solo se emplee una tinta en la impresión -una sola plancha en las imprentas offset-, evitando con esto problemas de registro, que son aquellos errores que se pueden producir cuando las planchas de impresión no se ajustan correctamente entre ellas y provocan que el texto no se vea completamente nítido, es decir, que lo veamos "borroso". Por regla general, en impresión a cuatro tintas se recomienda evitar en la mayor parte de los procesos que utilicen un fondo blanco el negro enriquecido y optar por un 100% de K.


¿Cuál es el mejor negro para imprimir?

¿Qué negro escoger para tus trabajos de imprenta? Pues, como casi siempre, la respuesta a esta pregunta dependerá del resultado final que quieras conseguir en tu proyecto.

Normalmente se usará negro puro (0, 0, 0, 100) en textos sobre fondos blancos, aunque si deseas resaltar algún texto o título, para darle relevancia sobre el resto, podrás emplear un negro enriquecido a tu gusto. Sin embargo, si el texto se sitúa sobre fondo negro o sobre una imagen, ilustración o gráfica, conviene que utilices un negro enriquecido para que se pueda leer con claridad.

No obstante, siempre es recomendable hablar con tu impresor y seguir sus propuestas, porque como profesional sabrá aconsejarte en cada caso.

De la combinación de colores, tipografías, imágenes y composición dependerá el efecto que tus trabajos de impresión tengan en tu público objetivo. Recuerda que en Soloimprenta.es siempre podrás contar en todo momento con asesoramiento especializado para conseguir lo mejor de todos tus proyectos.

Publicado el 31/01/2019 Home, Noticias 873
Anterior
Siguiente

No hay productos

Por determinar Envío
0,00 € Total

Los precios son con I.V.A excluído

Ir al pago