Diferentes tipos de plegados en trípticos y cuadrípticos

Diferentes tipos de plegados en trípticos y cuadrípticos

Los trípticos o cuadrípticos siguen siendo una herramienta perfecta para presentar a tus clientes la información que necesites, disponiendo de varias páginas de contenido e imágenes en un pequeño formato de fácil distribución.

Las características de estos folletos los sitúan a medio camino entre el cartel y el catálogo, pues permiten concentrar mucha información en un pequeño formato. Hay folletos de muy diversos tamaños y formas, por lo que la elección de una tipología concreta dependerá de tus objetivos.

En nuestra imprenta online encontrarás trípticos con tamaño A4 abierto ("tamaño folio") y B6 cerrado, pero también A3 abiertos o A4, A5 y A6 cerrados. Asimismo, existen trípticos cuadrados, llamados cuadrípticos, de medidas que van de los 10,5 a los 21 cm.

Aquí te dejamos un esquema, para que tengas una referencia de los tamaños habituales de papel empleados en imprenta:

 

 

¿Por qué es importante el método de plegado en los trípticos y cuadrípticos?

Una de las elecciones básicas que has de hacer antes de diseñar tus trípticos y cuadrípticos es el tamaño final de los productos. Una vez tengas claro cuál es el tamaño elegido para tu folleto, conviene que prestes atención al tipo de plegado, pues ambos, tamaño y plegado, están íntimamente relacionados.

Escoger un tipo de plegado u otro para un tríptico o cuadríptico implica saber cómo vas a estructurar la información que contenga el folleto, pues esta debe seguir un orden lógico, en consonancia con el que seguirá el destinatario final de la información cuando realice su lectura. Cuando tu cliente reciba el folleto en mano, debe poder leer sin problema, es decir, el contenido que has escogido para presentar tu empresa o producto debe estar bien paginado para que el recorrido del ojo sea lógico y el desplegado intuitivo.

El plegado condicionará, pues, la forma en que organices la información y el resto de los elementos gráficos que contendrá tu tríptico o cuadríptico, de ahí su importancia. Además, conocer qué tipos de plegados existen te ayudará también a maquetar el contenido para evitar que, una vez impreso, se realice la manipulación necesaria para que el plegado se desarrolle sin ningún problema, es decir, que imágenes y caracteres queden dentro de un espacio concreto, y no sobrepasen la zona de plegado.

 

Diferentes tipos de plegados en trípticos y cuadrípticos

 

Plegado paralelo: el folleto se presenta con un plegado central, realizado una o varias veces. Es el método más sencillo para la edición de dípticos o cuadrípticos.

 

 

Plegado en zigzag: también conocido como plegado acordeón o en Z, se obtiene realizando dos o más plegados en paralelo, pero uno de los plegados debe crearse en dirección opuesta al anterior. Es la modalidad indicada para aquellos folletos que tienen muchos cuerpos, es decir, trípticos, cuadrípticos, etc., y normalmente se utiliza un tipo de papel no demasiado grueso, para facilitar el plegado.

Si tuviéramos, por ejemplo, un tríptico tamaño A4, dividiríamos el ancho en tres partes iguales (en este caso, 9,9 cm cada una), y al doblar, tanto portada como contraportada quedarían en caras diferentes.

 

Plegado envolvente: Los pliegues del papel se hacen sobre sí mismos y, al desplegar, el lector accede al texto de manera gradual: primero un cuerpo, luego el otro. Por este motivo, cada cara debe contener un texto completo, con significado propio, es decir, no conviene que continúe en otra página. Pero, al mismo tiempo, el contenido debe animar al lector a continuar desplegando.

En este tipo de diseño, el cuerpo o cara interior debe ser 2 mm menor que el resto de las caras, para que pueda plegarse completamente hacia dentro, y tener el mismo tamaño que las otras caras al plegarse.

 

 

Plegado en ventana: El más utilizado en cuadrípticos. En este plegado, los dos cuerpos exteriores se pliegan hacia en interior. En este caso, los cuerpos exteriores también deben medir 2 mm menos que el cuerpo interior.

 

Plegado en cruz: El tipo de plegado más complejo, que además requiere una organización meditada de los contenidos. Este tipo de plegado suele usarse en mapas de carreteras o planos de mayor tamaño. Como resultado del plegado pueden obtenerse 8, 16 o 32 caras.

 

 

En Soloimprenta.es también te ofrecemos otros formatos y diferentes tipos de Folletos plegados, así como Trípticos y Dípticos Exprés, con entrega en 48 horas.

 

Publicado el 21/02/2019 Home, Noticias 412
Anterior
Siguiente

No hay productos

Por determinar Envío
0,00 € Total

Los precios son con I.V.A excluído

Ir al pago