Cinco ideas para ahorrar en tus trabajos de imprenta

Cinco ideas para ahorrar en tus trabajos de imprenta

Cinco ideas para ahorrar en tus trabajos de imprenta

En el día a día de cualquier empresa, la optimización de recursos es fundamental. Mejorar la eficiencia y automatizar procesos es básico para ahorrar gastos, esto está claro, y también es así en los hogares. En casi todos los ámbitos se pueden mejorar los procesos para reducir costes. También antes de enviar nuestros trabajos a imprenta.

En este artículo nos centraremos en revisar algunos factores que te pueden permitir ahorrar trabajando con una imprenta online, no solo reduciendo los gastos en material de oficina, sino también en la impresión de los menús de tu restaurante, en la impresión de las invitaciones de tu boda… Ahorrando, al mismo tiempo, dinero a tus clientes, al reducir los plazos y evitar retrasos en la recepción del trabajo final.


Una: Ahorra tiempo al enviar tus archivos a imprenta

Hacer una serie de comprobaciones básicas antes de enviar nuestros archivos a imprenta nos ayudará a ahorrar tiempo en correcciones, envíos y reenvíos.


Revisa la ortografía y los errores tipográficos

Un chequeo previo de imágenes y textos te permitirá agilizar todo el proceso, comenzando por una simple revisión ortográfica. Puede parecer poca cosa, pero muchas veces los incrementos en los costes de impresión vienen de tener que volver a editar lo que ya habíamos enviado a imprenta por un pequeño error en una cifra fundamental, o por un gazapo en un título clave… Para evitar las reimpresiones resultantes de errores, revisa cada pieza cuidadosamente, con el corrector ortográfico activado y con todas las personas que tengan algo que ver con el documento en cuestión pendientes también del chequeo.


Revisa que el documento enviado lo incluya todo

Con una gramática y ortografía correcta, y sin pequeños errores tipográficos, podrías enviar tu trabajo para su impresión... pero aún no se han acabado las comprobaciones. Si quieres ahorrar tiempo, revisa que tu documento final incluya todas las fuentes y que no presente errores en cuanto a colores, espacios de color, transparencias… Los programas de edición actual realizan esta revisión por ti en apenas segundos, y evitarán que tengas que enviar el trabajo de nuevo, tras las correcciones pertinentes.


Empaqueta antes de enviar a imprenta

Y el tercer consejo para ahorrar tiempo es que recuerdes siempre incluir todas las fuentes e imágenes en el archivo que envíes. Lo más recomendable es enviar tus trabajos de imprenta en formato PDF, pero si utilizas un programa de edición, diseño o maquetación, también podrás empaquetar los archivos, y el programa guardará automáticamente todo lo necesario para obtener un resultado final perfecto.


Dos: no imprimas de más y reduce gastos seleccionando el papel adecuado para cada trabajo

Primeramente, hablaremos del cálculo correcto de las cantidades que quieres imprimir. Está claro que, si imprimes de más, perderás dinero y te encontrarás con material sobrante, al que no sabrás cómo darle salida. Entonces conviene que revises qué proyectos quieres imprimir, y qué cantidad vas a necesitar realmente.

Por ejemplo, si quieres imprimir flyers para repartir en mano, haz tus cálculos conforme a la zona en la que repartirás, la franja horaria y las horas totales que pasarás repartiendo, y el público medio que pasa por ese lugar durante esas horas, para acercarte a la cantidad final que necesitarás.


El coste del papel es determinante

Por otro lado, además de la tinta y el proceso de impresión seleccionado, el coste del papel será determinante para engordar o reducir nuestra factura. Los papeles vienen con diferentes gramajes que afectan a su durabilidad y opacidad, así como a su capacidad para absorber la tinta. Por ejemplo, si imprimes las portadas de determinado documento en papel de 80 gr frente a un papel de 100 gr, estarás ahorrando. Sin embargo, no siempre podemos reducir gastos en este punto, porque buscamos un acabado determinado, o porque para la portada de una revista o bloc, para una carpeta o para un tarjetón, por ejemplo, debemos usar un determinado tipo de papel, con un gramaje superior o con un brillo especial. Sin embargo, si no estás preocupado/a por obtener un acabado específico, puedes pedirle a tu impresor que te sugiera tipos de papel alternativos, que puedan resultar apropiados para el resultado que buscas.

La mayor parte de los trabajos de imprenta, desde papelería corporativa, hasta flyers y folletos, se suelen imprimir en dos tipos de papeles específicos: el papel offset y el estucado (que puede ser mate o brillo). Échale una ojeada a este artículo si quieres saber más sobre los tipos de papel para imprimir.


Tres: cuatricomía siempre... o casi siempre

Imprimir en blanco y negro será más barato, pero no conviene que renuncies al color. Si quieres que el material que has impreso resulte impactante para tu público objetivo, y sea fiel a tu imagen de marca, tendrás que usar el color.  Sin embargo, en este punto también podrás ahorrar, usando siempre cuatricomía (te lo contamos en este artículo, donde hablamos de qué modos de color se usan en imprenta).


Evita las tintas planas si no son realmente necesarias

A veces nos parece que usando un color de las guías Pantone conseguiremos un resultado más llamativo, y nuestros folletos serán más apreciados por el público, pero no es necesario usar tintas planas en cada trabajo. A no ser que busquemos un color súper-específico que solo Pantone nos puede dar, y que no tiene equivalencia en otro modo de color, debemos evitar el uso de tintas planas, porque acaban encareciendo considerablemente el producto final. Lo más recomendable es usar equivalencias en CMYK, y así ahorrar unos costes innecesarios, porque el resultado final nos satisfará de todas formas.


Usa "tipografías sostenibles"

Además, hay otros trucos para ahorrar tinta que tienen que ver con las tipografías sostenibles. Muy pocas veces pensamos en que usar un tipo de letra u otro puede ayudarnos a ahorrar, sin embargo, hay tipografías que consumen menos que otras. De hecho, un estudio realizado por una marca de impresoras en 2010 concluyó que la Century Gothic es la tipografía que menos gasta a la hora de imprimir, consumiendo un 30% menos que la Arial, por ejemplo. También existen tipografías específicas, como la Ecofont, creadas especialmente para ahorrar. Si quieres echarle una ojeada a lo que hemos escrito sobre las mejores tipografías para la impresión, aquí te lo dejamos porque tal vez pueda ayudarte a escoger.


Cuatro: Si no quieres un brillo o un tacto determinado, no lo pidas 

Si tienes clarísimo qué resultado quieres obtener, y que este pasa sí o sí por un barniz UVI, o por un aterciopelado plastificado SoftTouch, entonces no sigas leyendo… Pero si lo que quieres es que el documento final tenga un acabado de calidad, que evite que el folleto en cuestión se estropee durante el transporte o el reparto, entonces no tendrás que optar necesariamente por lo más caro. Es cierto que necesitarás un acabado de calidad, pues querrás que tu material dure y pueda ser manipulado -por ejemplo, los flyers, los trípticos o las tarjetas de visita -, pero no por esto la factura final será más elevada: puedes optar por usar un laminado estándar, mate o brillo, pues no encarecen el producto final demasiado, y ofrecen la terminación esperada.


Intenta evitar manipulaciones posteriores, si no son precisas

Y hablando de los acabados y las peticiones especiales: intenta evitar las manipulaciones extra si no son necesarias. Un tipo de papel reciclado, con relieve o troquelado puede quedar fantástico para tu carpeta corporativa, y seguro que llamará la atención por su calidad y sus acabados, pero requerirá una dedicación específica del equipo de profesionales de tu imprenta. Sin necesidad de gastarte un extra podrás imprimir carpetas personalizadas u otro material de imprenta de alta calidad usando materiales y acabados estándar cuando no sea necesario algún producto o terminación especial.


Cinco: compara precios e imprime online

Tanto a la hora de imprimir, como a la hora de ahorrar, confía en tu imprenta online. Tu impresor porque puede ayudarte a controlar tus gastos y conseguir, al mismo tiempo, los acabados que buscas, con rapidez y comodidad, desde la oficina o desde tu casa. Y si necesitas ayuda con el diseño, o algunos retoques básicos, en Soloimprenta.es podemos echarte una mano.

Si estás buscando trabajos de impresión de calidad, en tiempo y forma, has llegado al lugar adecuado.


Publicado el 22/03/2019 Home, Noticias 316
Anterior
Siguiente

No hay productos

Por determinar Envío
0,00 € Total

Los precios son con I.V.A excluído

Ir al pago