Ideas para diseñar catálogos poderosos

Ideas para diseñar catálogos poderosos

Ideas para diseñar catálogos poderosos

Puede que las newsletter se hayan convertido en una parte muy importante de las campañas de marketing de cualquier negocio, pero los catálogos impresos, las revistas y los folletos siguen siendo herramientas básicas para llegar directamente al público objetivo y conseguir sorprender o maravillar con una marca determinada.

Prueba de que los catálogos y las revistas de producto no están extinguidos y siguen dando mucho que hablar es la experiencia de marcas internacionales que editan su propio material comunicativo, como Ikea. La multinacional sueca edita un catálogo anual que se ha convertido en una parte emblemática de sus campañas publicitarias, e incluso es protagonista integral de muchas de ellas.

He ahí la prueba de que esta herramienta comunicativa sigue siendo poderosa, no solo porque permite incluir una gama de productos disponibles en un solo documento, sino que, si creamos una buena composición, podemos conseguir que sea más apreciado incluso por su diseño, haciendo de nuestro catálogo una de las herramientas de ventas más efectiva de nuestra empresa.



Fuente: Unsplash


¿Por qué es importante tener un catálogo propio?

Los catálogos también están cambiando, y cada vez incluyen mayor dosis de creatividad, tipografía artística, ilustraciones e imágenes impecables e impactantes del producto o los productos que se desea anunciar.

Igual que una tarjeta de presentación, los catálogos no solo nos servirán para promocionar los bienes o servicios que fabricamos o vendemos, sino que nos pueden ayudar a reforzar el conocimiento y la imagen de nuestra marca. Un buen catálogo puede marcar la diferencia en términos de ventas, pero para ello es esencial que incluya:

  • Un diseño funcional: que sea fácil de manejar y de usar de manera intuitiva.
  • Un diseño atractivo: que disponga de una cubierta firme, papel da calidad y una composición clara y atrayente.
  • Una distribución lógica del contenido: que facilite la búsqueda de los productos y sus precios.
  • Una exposición constante de la marca: favoreciendo la identificación de esta con el producto de calidad y mejorando el conocimiento y reconocimiento de nuestra imagen, principio básico de cualquier elemento publicitario.



Fuente: Pexels


Formatos para la edición de catálogos

El formato del catálogo es de suma importancia, porque seleccionar el más apropiado en relación con lo que quieres vender o comunicar será fundamental para que haga bien su trabajo. Antes de diseñar, tendrás que seleccionar el tamaño del catálogo o revista, así como la orientación, que podrá ser vertical (portrait) u horizontal (landscape).

El formato de catálogo más utilizado es el A4, sin embargo, también puedes imprimir catálogos o revistas en formato A5 (21X14,8 cm); cuadradas (de 14,8X14,8 cm o de 21X21 cm); o de formato DL (21X9,9 cm).

Ten en cuenta dónde vas a distribuir tu catálogo antes de decidir el formato de este. Si además de distribuir el catálogo físico quieres que se pueda acceder a su contenido online, tal vez te convenga decantarte por un catálogo con una orientación horizontal. Así, si el catálogo digital está accesible en la web de tu empresa, el usuario no tendrá que hacer demasiado scroll o moverse con dificultad por las páginas, pues dispone de un formato ideal para su visualización online.

Sin embargo, si solo vas a imprimir catálogos para distribuir en mano, tal vez te convenza más el formato tradicional de catálogo A4 vertical, a modo de revista, que te permitirá repartirlo contando con el conocimiento previo que el público tendrá de este tipo de material comunicativo.


¿En qué material imprimir un catálogo? El configurador de catálogos y revistas

Además del formato, podrás seleccionar el material de impresión de tus catálogos, desde las portadas (que pueden ser plastificadas o sin plastificar), hasta el tamaño (tamaño personalizado o formatos A4, A5, A6, DL, cuadrado…); la orientación (horizontal o vertical); el número de páginas; el tipo de papel (estucado brillo, estucado mate o reciclado); el gramaje (de portadas e interiores); el acabado de las portadas (sin plastificar, plastificado brillo o mate, barniz UVI); la encuadernación (grapado, encolado, en espiral…); o si quieres que todo, o solo parte, se imprima en color.

Para echarte una mano con la selección del tipo de catálogo o revista que deseas, en Soloimprenta.es hemos creado un configurador online, que te permitirá seleccionar el formato del catálogo que estás buscando.



Qué debe incluir tu catálogo y cómo organizar su contenido

Todo dependerá de la información básica que quieras incluir, así como de los productos que poblarán sus páginas, pero siempre tendrás que contar con un índice, una portada y una contraportada. Además, podrás incluir páginas de introducción, con descripciones e información adicional de la empresa; y tablas de contenido, con información de los capítulos o secciones que compondrán el documento; así como indicadores de página.

En cuanto a la organización de la información insertada, es útil tener en cuenta cómo el público va a consultar el catálogo en cuanto lo tenga en su mano, pero el orden general de la información no debe ser arbitrario, sino que debe ser reflexionado y plasmado en función de lo que busquemos, es decir, en función de cómo deseemos ofrecer nuestros servicios o productos. Así, podemos ofrecer los bienes alfabéticamente, por categoría, por precio, por aplicación o uso, por tamaño, por color, etc. A veces, incluso presentar un showroom desordenado puede ayudarnos a conseguir la atención del público más rápidamente, y favorecer su navegación entra las páginas de nuestro catálogo.

Respecto a las tendencias, en los últimos años el mundo del diseño de catálogos se ha dirigido hacia el empleo de colores atrevidos y brillantes, poco convencionales. Esta tendencia se ha extendido incluso al fondo de las páginas de producto, que siempre han sido blancas. Así, los diseños de fondos planos, que entraron con fuerza hace años, siguen imponiéndose, pero con un poco más de profundidad:



Ejemplo de fotografía para catálogo, con fondo de color plano y sombra que da profundidad / Fuente: Pexels.


También siguen de moda los bodegones modernos, esto es, productos organizados como una naturaleza muerta moderna, pero no necesariamente colocados en su contexto de referencia. Por ejemplo: una fotografía de útiles de cocina apiñados sobre una mesa, con algunos elementos decorativos, flores, frutas… es decir, viajar más allá de la simple cuadrícula de productos.



Ejemplo de fotografía de producto a modo de bodegón o naturaleza muerta / Fuente: Unsplash


Por otro lado, la fusión de la realidad con la ilustración (también de tipografías), así como las fotografías de poses reales y auténticas, siguen siendo tendencia.



Cuatro estilos para catálogos proporcionados por Canva: en el primero se combinan imágenes casuales con ilustraciones y tipografía variada; el segundo es simplemente ilustración plana y tipografía, con fondo de un solo color; el fondo plano de un solo color se repite en el siguiente; y el último incluye imágenes con poses reales, auténticas / Fuente: Canva.


Imprime tus catálogos online al mejor precio

En Soloimprenta.es te echamos una mano en todo el proceso de elaboración de tu proyecto de catálogos y revistas personalizadas. Puedes recurrir a nuestro configurador de catálogos y revistas o pedirnos un presupuesto a medida en presupuestos@soloimprenta.es, que te enviaremos al momento, además de asesorarte en cuanto a tipos de papel, gramajes y acabados ideales para tu proyecto.

Échale un vistazo a nuestra sección de revistas y catálogos, y consigue en nuestra imprenta online el catálogo que necesitas fácil y cómodamente.


Publicado el 22/05/2019 Home, Noticias 139
Anterior
Siguiente

No hay productos

Por determinar Envío
0,00 € Total

Los precios son con I.V.A excluído

Ir al pago