Como hacer un buen cartel publicitario y no morir en el intento

Como hacer un buen cartel publicitario y no morir en el intento

Si has llegado hasta este post es muy probable que te hayas visto alguna vez -o muchísimas- en esta situación: tienes que promocionar algo y estás tan en blanco como el archivo que acabas de abrir en tu programa de diseño. Si el cómo hacer un cartel publicitario nos preocupa... Imagina el cómo hacer uno que de verdad sea bueno.

¿Y qué es un buen cartel? No nos adelantemos, esta pregunta tiene más truco de lo que parece. Aunque la respuesta más simple sería que una creatividad es buena cuando consigue su objetivo. Es decir, aumentar las ventas, conseguir contactos, lograr que las personas vayan al evento que promocionamos… ¡Las posibilidades son infinitas!

Con los carteles se pueden comunicar muchas cosas y, por si fuera poco, son muy baratos pero efectivos. Además, tienen otras ventajas como que podemos colocarlos justo donde nos interese o que son una publicidad mucho menos “molesta” que otras opciones como buzoneo.

En resumen, apostar por la cartelería es una gran opción aunque tiene un gran pero: hay que saber cómo hacerlo. Un error a la hora de plantear nuestros carteles o un fallo en el diseño puede significar bastante más que no lograr ventas… También puede tener un impacto en nuestra reputación. ¿Os acordáis del cartel que hicieron Unidas Podemos cuando Pablo Iglesias regresó de su baja paternal?

Se hizo viral pero no tuvo precisamente el efecto que buscaban… Una imagen -o un meme- vale más que mil palabras.

¿Por qué no tomamos como referencia otro ejemplo de la política? Un gran cartel también puede volverse en nuestra contra si no tenemos en cuenta el contexto y ambiente para el que estamos creado. Mirad este de Ciudadanos, a nivel de diseño es perfecto: una imagen impactante, Albert Rivera en el centro con una buena pose, un segundo mensaje representando su postura en pro de la unidad de España, un eslogan corto y legible… ¿El problema? Parece sacado de una película de acción y no el de una campaña política.

¿Quieres evitar situaciones como estas? A continuación te contamos qué tiene que incluir un buen cartel publicitario, los elementos a evitar y redondeamos con nuestros consejos para diseñar uno con aspecto profesional. ¡Sigue leyendo!

¿Qué tiene que incluir un buen cartel publicitario?

Para empezar, cuando nos planteamos cómo hacer un cartel publicitario de éxito es importante tener en mente que cualquier buena idea tiene tres partes: el mensaje, las emociones y la acción.

  • El mensaje principal: Tenemos que pensar qué es lo que vamos a ofrecer y cómo vamos a hacerlo. Un mismo producto o servicio puede promocionarse de formas muy diferentes pero, en general, si queremos conseguir una respuesta inmediata lo mejor es centrarse en un problema o necesidad. Por supuesto, dejando claro que nosotros somos la solución. Y, lo más complicado, condensarlo todo en pocas palabras.
  • Las emociones: Al público se le conquista por el corazón. No hay que centrarse solo en el producto sino en cómo les hará sentirse cuando lo tengan.
  • Acción (CTA): Ese empujón final para animar al futuro cliente a que dé el último paso. Puede ser un frase como “llama ya” o “¡te esperamos!” o un incentivo del tipo “cómpralo ya y recibe este regalo”.

Trabajando estos tres puntos tendrás un cartelazo y, lo mejor, podrás crear algo impactante sin necesidad de ser un maestro del diseño. Atentos a esta genialidad:

Si nos vamos a aspectos más formales a la hora de diseñar, lo segundo que tienes que tener en mente a la hora de diseñar carteles publicitarios son las secciones que hay que incluir:

  • Título: La sección principal y más importante, dónde presentamos el producto, servicio o actividad. ¿El truco? Utilizar una frase corta y tipografía grande y legible.
  • Imagen: Una buena imagen con buena calidad y resolución… Que tenga relación con el mensaje que queramos transmitir.
  • Contenido: Todos los elementos y datos extra, ¡ojo! Solo si son necesarios.
  • Contacto: El logo de la empresa, web, teléfono o dirección.

Elementos a evitar

Aún más importante que saber qué hay que hacer es tener en mente lo que no. No pretendemos desanimarnos pero uno de los errores que repasamos a continuación puede echar por traste un trabajo muy bien hecho:

  • Exceso de información: Ojo con saturar, céntrate tan solo en una idea. Piensa en qué pasaría si alguien te contase cinco cosas a la vez… ¿De cuántas te acordarías? Con los carteles sucede lo mismo. ¿Quieres decir algo más? Para eso puedes utilizar flyers.
  • Tipografías o tamaños de letra poco legibles: Quizá estemos informando de algo muy interesante pero, si la gente no es capaz de leer lo que decimos, ¿de qué sirve?
  • Faltas de ortografía o erratas: Ojo especialmente con las erratas, imagina que acabas de abrir una tienda y estás invitando a todo el mundo a la inauguración del local… En una calle diferente.
  • Formato inadecuado: Ten en cuenta dónde vas a colocarlo. Por ejemplo, especialmente en épocas de lluvia es mejor optar por formatos más resistentes como los carteles exteriores.

No podríamos hablar de errores sin hacer mención al cartel de Más País para la pasadas elecciones. El partido liderado por Íñigo Errejón se sumó a última hora a la campaña, ¿quizá fueron las prisas las que les jugaron una mala pasada? Puede que lo único salvable de este cartel sea la tipografía aunque la falta de apertura en ese signo de exclamación se lleva la palma.

Consejos para diseñar un cartel profesional

Ya sabes cómo hacer un cartel publicitario, en qué tienes que basar tu idea principal. todo lo que has de incluir y cuáles son los principales elementos a evitar. Una vez que tienes todos estos conceptos claros puede que te encuentres con el problema de que tu proyecto no acaba de parecer del todo profesional.

No podemos convertirnos en un experto en diseño de la noche a la mañana pero, sí que podemos aplicar unos cuantos trucos para que el resultado parezca lo más profesional posible. ¡Toma nota!

  • Utiliza plantillas prediseñadas: Si no sabes utilizar programas de diseño siempre puedes partir de plantillas gratuitas, tan solo tendrás que cambiar la imagen y los textos.
  • Trabaja con formatos grandes: Un fallo de principiante es diseñar en un formato demasiado pequeño de forma que cuando se intenta imprimir en tamaños superiores se pixela.
  • Ante la duda, haz algo simple: Cuantos menos elementos incluyas, menos posibilidades de que algo falle.
  • Apuesta por una imprenta de calidad: Un gran trabajo puede irse al traste por confiar en una empresa que no te garantice la calidad óptima.

En Soloimprenta podrás imprimir carteles de diferentes tamaños y formatos a partir de A3 y hasta B2. Te ofrecemos una atención personalizada y una revisión gratuita de archivos para garantizarte el mejor resultado con la posibilidad de recibirlos en 24 horas gracias a nuestro servicio de carteles exprés.

Publicado el 07/01/2020 Home 182
Anterior
Siguiente

No hay productos

Por determinar Envío
0,00 € Total

Los precios son con I.V.A excluído

Ir al pago