¿Cómo diseñar e imprimir carpetas corporativas para empresas?

¿Cómo diseñar e imprimir carpetas corporativas para empresas?

¿Cómo diseñar e imprimir carpetas corporativas para empresas?

Las carpetas corporativas son un elemento fundamental en la papelería corporativa de cualquier empresa. Un elemento que, además de ofrecer una amplia variedad de posibilidades de diseño, resulta muy práctico y funcional, ya que sirven para guardar todo tipo de folletos, notas de prensa, dossiers o cualquier tipo de documentos relacionado con nuestra actividad, como archivos internos. Pero también son una forma muy elegante de distribuir la información institucional o nuestras promociones, pues podemos repartirlas en eventos o a los clientes que nos visiten y nos pidan información sobre los productos o servicios que ofrecemos.

No obstante, para que nuestro mensaje sea efectivo, debemos tener en cuenta el diseño juega un papel clave. Si no son originales o lo suficientemente creativas, lo más probable es que terminen arrinconadas acumulando polvo o en la basura. Por eso, a continuación te dejamos algunos consejos para que puedas sacarle el máximo provecho a tus carpetas corporativas y que actúen como un eficaz vehículo de publicidad de tu marca.

Utilizar la paleta de colores

Aunque pueda parecer exagerado, debes intentar que tus carpetas corporativas se conviertan en una experiencia de marketing inolvidable para tus potenciales clientes. En este sentido, utilizar bien la paleta de colores es realmente importante, evitando salirse de la gama cromática que caracteriza la imagen de la empresa.

Diseño de las carpetas corporativas

A la hora de diseñar una carpeta corporativa, las opciones son prácticamente infinitas. Lo importante es que sea original para captar la atención de la persona que las reciba, lo cual es perfectamente compatible con un estilo elegante. En cualquier caso, nunca debes olvidar incluir el logotipo y todos los datos del negocio para que sepan como contactarte y dónde encontrarte.

Imprimir la carpeta por ambas caras

Dejar una cara de la carpeta en blanco es desaprovechar mucho espacio. Si optamos por imprimir la carpeta corporativa por ambas caras, nuestro mensaje destacará más, ya que podremos incluir nuevos textos e imágenes que despierten el interés por nuestro producto o servicio. Incluso puedes aprovechar el interior para ello. La idea es que la persona que la reciba recuerde nuestro nombre e identifique rápidamente lo que ofrecemos.

Tipo de carpeta

Elegir el tipo de carpeta también es un paso muy importante. Ser original e ir más allá de lo que vemos habitualmente es siempre un plus añadido, ya que nos ayudará a llamar la atención. Por ejemplo, si quieres incluir información más personalizada, puedes incluir en las solapas unos cortes para insertar la tarjeta de visita de la empresa. Y en el caso de que sean los empleados las que lo lleven, su propia tarjeta como miembro del equipo.

Tipo de papel

El tipo de papel que elijamos para imprimir las carpetas corporativas también es muy importante, ya que transmitirá una imagen u otra de nuestra empresa. Podemos escoger entre acabado mate o brillante, pero también barnizado en el caso de que queramos dar un toque de distinción a nuestro material de papelería. En cuanto al tamaño, lo más habitual es el tamaño A4, tamaño folio, pero también puedes optar por un tamaño A5, que sirve para incluir pequeños folletos y flyers. 

Publicado el 03/08/2017 Home, Noticias 52

Buscar en el Blog

Blog Categorías

Anterior
Siguiente

No hay productos

Por determinar Envío
0,00 € Total

Los precios son con I.V.A excluído

Ir al pago